¿Cómo consigo que mi hijo sea bilingüe?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Existe la falsa creencia de que los niños no pueden aprender dos lenguas desde una edad temprana, pero resulta ser totalmente lo contrario. El éxito en el aprendizaje de una segunda lengua no depende de cuánto tiempo la persona lo ha estado hablando, sino desde cuándo lo empezó a hablar.

Existe la falsa creencia de que los niños no pueden aprender dos lenguas desde una edad temprana, pero resulta ser totalmente lo contrario. El éxito en el aprendizaje de una segunda lengua no depende de cuánto tiempo la persona lo ha estado hablando, sino desde cuándo lo empezó a hablar.

Los niños pequeños no tienen miedo de los sonidos, poseen una gran capacidad para imitarlos y hasta se divierten haciéndolo. Yo doy clases a partir de 3 años y cualquier juego para niños que les guste lo utilizo para que aprendan inglés.

A estas edades, además, se puede introducir el inglés sin necesidad para nada del español. Los niños son capaces de entenderme utilizando frases sencillas y cortas y con la ayuda del lenguaje corporal. Poco a poco, a base de escuchar esas estructuras lingüísticas repetidamente y al estar envueltos en un entorno totalmente en inglés, llegan a responderme, al principio con gestos o en español pero, a medida que vamos avanzando el curso, conseguimos pequeños diálogos pero muy interiorizados.

En mis clases de preescolar los niños se sienten seguros de sí mismos, receptivos y entusiasmados con el idioma ya que lo aprenden de una manera muy natural y divertida, como si no estuviesen en una clase. Consigo que lo vean como un juego que les despierta muchas curiosidades y misterios que están deseosos de descubrir. Cuentan, además de con mi voz, con efectos visuales como pueden ser pegatinas, dibujos troquelados o tarjetas de la materia que estamos viendo en ese momento. Les encanta jugar con ellas. Un ejemplo de juegos que les propongo es colocar dichas tarjetas boca abajo. Una vez que por turnos les han dado la vuelta deben decir la palabra correspondiente al dibujo ganando puntos si las aciertan. Les resulta muy motivador y les ayuda a superarse a sí mismos.

Pero, sin duda, la música es el mejor instrumento educativo a estas edades, tiene un poder mnemotécnico mayor que la vista por lo tanto nunca falta en mis clases ni las coreografías debido a que además de aportar alegría y diversión el baile es otro recurso que utilizo para que relacionen más fácilmente las palabras con las acciones.

Me apasiona dar clases a niños, ningún día es igual al anterior. Me interesa muchísimo su mundo y verlo con sus ojos imaginativos. En clase se me olvida que soy la profesora porque me involucro tanto que me convierto en uno más de ellos. Cierto es que algunas clases pueden resultar difíciles, pero quien ejerza esta profesión me entenderá perfectamente porque siempre me aportan energía, vida y alegría y hacen que me sienta afortunada al formar parte de sus vidas y ellos de la mía.

¿Te atreves a leer este artículo en inglés?

Nep English School

Nep English School

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nep English School

Somos tu academia de inglés en Málaga. Con cuatro centros de formación en la zona oeste, no sólo te enseñamos inglés, sino que además te divertirás haciéndolo. 

Últimos posts

Nuestros centros

¿Quieres contratar alguno de nuestros cursos?

Echa un vistazo a nuestros cursos de inglés para todos los niveles: desde principiantes a cursos para prepararte para obtener tu título de inglés. Consigue aprender con nuestra metodología propia. 

× ¿Podemos ayudarte?