¿Somos demasiado respetuosos los británicos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
A los británicos nos encanta ser "polite" y, más aún, solemos enmascarar lo que decimos por miedo a molestar a alguien, lo cual puede resultar confuso.

Hace unas semanas hablamos sobre cómo ser ‘polite’ en Vancouver. Hoy hablaré sobre los británicos.

A nosotros los británicos nos encanta ser “polite” (educados). Ya estemos en casa o en el trabajo o en la calle, ser educado con la gente de alrededor es una parte fundamental de nuestra cultura. Sin embargo, va más allá del simple ‘please’ y ‘thank you’, y ha veces puede ser bastante confuso para los no acostumbrado a esta forma tan British de trabajar.

Es entonces cuando es necesario intentar traducir las expresiones y frases variadas que usamos, y procurar ‘read between the lines’ (leer entre líneas) lo que se está diciendo y encontrar el significado oculto.

Food for thought
Mientras otras nacionalidades no tiene problema en decir exactamente lo que sienten o piensan, nosotros los británicos tenemos cierta aversión a esto y, en su lugar, preferimos ‘mask’ (enmascarar) nuestros pensamientos y sentimientos detrás de palabras o frases mucho más educadas en un esfuerzo de disminuir el daño o la ofensa que puedan causar.

Así, por por ejemplo, cuando preguntan cómo estaba la comida, los británicos no decimos ‘it was horrible, disgusting and totally inedible’ (estaba horrible, desagradable y totalmente incomestible). En su lugar, usamos frases neutras y vagas como ‘it was interesting’ (ha sido interesante) o ‘I’ve certainly never had that flavour combination before’ (La verdad es que nunca había probado esa combinación de sabores). Aunque esto puede estar bien para la familia o los amigos, produce problemas en restaurantes profesionales, donde somos aparentemente incapaces de quejarnos por miedo a molestar a alguien. Esto se extiende al obligatorio 10% de propina que nos sentimos en la necesidad de dejar, independientemente de lo buena o mala que ha estado la comida.

E-mails or e-fails?
En el trabajo, tendemos a llevar la educación y la profesionalidad a un nuevo nivel. Aunque puede ser algo bueno, implica tener problemas descifrando interminables frases inocuas en “memos” y correos electrónicos en un esfuerzo de entender lo que realmente están pidiendo o intentando decir. Es algo natural para nosotros, pero puede dejar completamente perdidos a los trabajadores extranjeros. “Work e-mails” tienen gran parte de la culpa aquí, y suelen parecerse más a las obras completas de Shakespeare que a un rápido mensaje pidiendo un documento o recordando una reunión. El siguiente ejemplo no estaría fuera de lugar en una oficina en Reino Unido:

Dear Tom,
I hope everything’s going well. I realise you must be very busy at the moment as it’s coming up to end of year and the department’s under a lot of stress. However, I was wondering (and please feel free to say no), if it’s not too much bother, only if you have the time, and mainly because the manager has put me in this position, whether you could send me the report that I asked for last week.
I don’t want to give you any more work than you already have, so please let me know if this is not convenient for you – I completely understand.
Kind regards,
John
(Querido Tom,
Espero que todo vaya bien. Seguro que debes estar muy ocupado ahora mismo ya que está próximo el final del año y el departamento está bajo mucha presión. Sin embargo, me preguntaba (y, por favor, no tengas problemas en decir que no) y si no es mucha molestia, sólo si tienes tiempo y principalmente porque el director me ha puesto en esta situación, si podrías enviarme el informe que pedí la semana pasada. No quiero darte más trabajo del que ya tienes, así que por favor dime si no te supone un inconveniente – lo comprendo perfefctamente.
Saludos)

Qué sencillo, rápido y fácil habría sido el email poniendo exactamente lo que el remitente quería:
Tom,
I need the report that I asked for last week.
Thanks,
John
(Tom, necesito el informe que pedí la semana pasada. Gracias, John)

Por desgracia, los británicos no hacemos las cosas simples, rápidas o fáciles, al menos no fuera de la cocina. ¡Pero ese es un tema para otro post!

¿Te atreves a leer este artículo en inglés?

Robert Taylor

Robert Taylor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nep English School

Somos tu academia de inglés en Málaga. Con cuatro centros de formación en la zona oeste, no sólo te enseñamos inglés, sino que además te divertirás haciéndolo. 

Últimos posts

Nuestros centros

¿Quieres contratar alguno de nuestros cursos?

Echa un vistazo a nuestros cursos de inglés para todos los niveles: desde principiantes a cursos para prepararte para obtener tu título de inglés. Consigue aprender con nuestra metodología propia. 

× ¿Podemos ayudarte?